Lo que pasa en Mi Ciudad | La Voz Digital
Selecciona ciudad Entrar

jueves, 6 de mayo de 2010

PRADO EN LAS NUBES

PRADO EN LAS NUBES


A la vista de las declaraciones efectuadas por el concejal Sr. Prado, relativas a que el precio de los locales en la calle Real está por las nubes, la Asociación de Vecinos Casco Histórico quiere manifestar lo siguiente:


1º.- Dicha afirmación es rotundamente incierta y errónea, porque en esa calle existen alrededor de 50 locales desocupados, por cierre del negocio. Unos inmuebles están en situación de traspaso, otros de oferta de arrendamiento y otros en venta. Los que pueden permanecer ocupados, en la mayoría de los casos se debe a una rebaja en el precio de los alquileres, para evitar que los arrendatarios los abandonen.


2º.- Este Señor, que es precisa y paradójicamente Delegado de Comercio y Presidente del Impi, desconoce las leyes más elementales del mercado y de la oferta y la demanda, toda vez que para que un bien aumente de valor, debe tratarse de un bien escaso. Sin embargo, con la amplia oferta de locales que hay en la calle Real, es imposible que los precios suban, sino todo lo contrario, permanecen por los suelos; y esta situación se sigue agravando cada día.


3º.- La única posibilidad de que los locales de la calle Real, al menos se mantengan en sus niveles de precio de alquiler o compra, es que no exista ninguno disponible, situación que no se dará hasta que en esta calle se den las condiciones básicas para el desarrollo comercial, como son los accesos fáciles y los aparcamientos adecuados. Habiéndose eliminado el acceso a causa de la imposición del Tren-Tranvía, y no cumpliéndose por el Ayuntamiento el compromiso de crear bolsas de aparcamiento, la pobreza económica y la ruina comercial están garantizadas.


4º.- Por todos estos motivos, Casco Histórico ruega al Sr. Prado que antes de emitir una opinión sobre la evolución de los precios de mercado, se informe, puesto que declaraciones irresponsables como la suya solo consiguen crear confusión en los vecinos, ahuyentar a los posibles inversores, incrementar, si eso es posible, la desconfianza de los ciudadanos en las personas que se supone que los gobiernan, y finalmente, intentar ofender la inteligencia del pueblo de San Fernando. Debe recordar que no ofende el que quiere, sino el que puede.


San Fernando, a 6 de Mayo de 2.010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada